banner-formulario




Últimas Noticias


Newsletter Municipal

Subscribase a nuestro Newsletter y reciba avisos importantes de la Municipalidad de Vázquez de Coronado .

 

Red Institucional de Transparencia

Reseña Histórica - Fundación del Cantón

 
 
Indice del artículo
Reseña Histórica
Origen del Cantón
Fundación del Cantón
Creación y Procedencia
Todas las páginas


Fundación del Cantón

Hacia el año 1800 partiendo del río Torres hacia el Este, por un camino perfectamente marcado se llegaba hasta la cuesta del Marcelo. En todo este trayecto conocido no vivían más que seis familias, en chozas sumamente rústicas. De aquí en adelante, con rumbo siempre al Este, existía una picada que atravesaba el río Ipís, se internaba en las montadas, donde actualmente está el centro del cantón de Coronado.

Más allí de estas montañas el paso era muy difícil, ya que el caudaloso río Virilla, que aún en verano desbordaba su cauce, servía de obstáculo a los que intentaban continuar la ascensión. La carretera de hoy conduce de San José a Coronado, sigue en gran parte y con muy pocas variaciones el camino descrito anteriormente.

san-isidro

SAN ISIDRO LABRADOR, PATRONO DE CORONADO

A pocos kilómetros del Torres este camino tenía una desviación; era ésta la callejuela que pasando por San Vicente llegaba hasta un lugar completamente cubierto de anonos, razón por la cual se le dio el nombre de Calle de los Anonos; que es donde actualmente se asienta el caserío de San Antonio. Fue un vecino de San José, del Paso de La Vaca, la primera persona que se estableció en el territorio de Los Anonos. El agricultor Carlos Zúñiga que con su señora e hijos se sitío en un paraje, distante dos kilómetros al Oeste del perámetro señalado hoy para la Villa de San Isidro. Esto ocurrió allí por el año 1834. Otros agricultores, vecinos también de San José, siguieron los pasos del Sr. Zúñiga, haciéndose propietarios en esta forma, de pequeñas fincas.

Cada vez las familias se internaban más en la montaña. Pronto estuvo constituida una pequeña población que fue bautizada en 1864 con el nombre de San Isidro de la Arenilla. Este primer nombre se dio a la localidad debido a la configuración de sus tierras, que eran arenosas; tal particularidad se explica porque cerca pasan los ríos Durazno y Virilla, que en algunas o varias ocasiones inundaban esos territorios, dejando en ellos depositada su arena. Además sus pobladores, católicos y agricultores todos, eligieron como patrón a San Isidro Labrador. Los habitantes de San Isidro de la Arenilla en ese año fueron: Manuel Alvarado, Pola Araya, Andrés Araya, Santos Araya, Narcizo Araya, Estefana Avendaño, Anastasia Avendaño, Mauricio Alvarado, Antonia Alvarado, José María Alvarado, José María Araya, José Arce, Manuel Arce, Jesús Blanco, Blás Barquero, Antonio Carmona, Trinidad Cordero, Mariano Cascante, José María Cascante, Matías Cascante José María Castillo, rosario Chavarría, Justo Cháves, Ramón Chacón, Nora Alvarado, Cruz Chacón, Jesús Méndez, Manuel Chacón, José Chacón, Reinaldo Guzmán, Matero Jiménez, Dolores Jiménez, Vicente Méndez, Pedro Marín, Francisco Mora, Gregorio Méndez, Trinidad Mora, Juan Mora, Blas Mora, José Mora, José Ana Marín, Rosa Marín, Carmen Marín, José María Sánchez, Raymundo Soto, Serafín Serrano, José Soto, Eugenio Solís, José Porras, Esmeregildo Artavia, Trinidad Rojas, Pedro Rojas, Agapito Marín, Clemente Vega, Saturnino Vega, Carlos Zúniga, Manuel Zúniga, Samuel Zúniga, Simón Zúniga, Mateo Zúniga, Mateo Zúniga, Pío Zúniga, Martín Zúniga, José María Zúniga, Concepción Zúniga, Inés Jiménez, Jesús Quirós, Ruperto Marín, Cayetano Marín, Santiago Alvarado, Jesús Fernández, José María Quirós, Jerónimo Chacón, Carmen Zúniga, Carlos Marín, Mariano Méndez, José Alvarado, Domingo Méndez. La pequeña aldea de San Isidro de la Arenilla dependia de San Vicente de Moravia en lo civil y en lo político. La población continúo extendiéndose hacia el Este en busca de más tierras agrícolas. Uno de los primeros colonos, el agricultor José Ana Marín, había extendido sus propiedades hasta lo que hoy ocupa el centro de la población de San Isidro. Este señor tuvo una importancia decisiva en al avance cultural de la población. Decidió regalar parte de sus fincas en el sitio que le pareció mejor dispuesto para que se hiciera una plaza pública, se construyera una ermita y una escuela. Pronto se iniciaron los primeros trabajos para que estos lotes donados por el Sr. Marín llenaran sus propósito.

El padre Mayorga construyó la primera Iglesita; la plaza fue el centro de las reuniones cuando los vecinos esperaban la hora de los oficios religiosos y la escuela abrió sus puertas al servicio de la población en el año 1886. Las familias comenzaron a construir sus casas en las cercanías de la Iglesia y de la Escuela, dando origen al caserío central de lo que hoy es el distrito primero del Cantón. En 1872 fue creado el distrito de San Isidro, del cantón Central de la Provincia de San José, ocupando el puesto de Agente de Policía don Enrique Vargas. En el año1910, en la Gaceta Oficial del 17 de noviembre, se publicó el decreto del Congreso Constitucional de la República de Costa Rica, erigiendo Cantón al distrito de San Isidro, y dice así:


Artículo 1. Erógese en cantón el distrito de San Isidro del cantón central de la Provincia de San José, comprendiéndose dentro de su territorio, el barrio de San Jerónimo del mismo cantón central, con las reservas que en los artículos transitorios se hacen. El nuevo cantón se llamará de Coronado, le corresponde el Nº 11 de la provincia de San José y será su cabecera el barrio de San Isidro con denominación de Villa de Coronado. Artículo 2 Forman el nuevo cantón creado los distritos siguientes: 1. Centro, San Antonio y Guayabal. 2. San Rafael y San Pedro. 3. San Jerónimo y Jesús. Artículo 3. El territorio del cantón queda dentro de la línea del Mojón de Piedra del Cerro Zurquí, una línea recta imaginaria que va hasta la margen derecha del río La Patria, en donde se encuentra un mojón; desde éste, otra línea va a rematar a la carretera de Carrillo en donde se encuentra otro mojón; se continúa luego por el río Sucio, aguas arriba, hasta el mojón colocado en la ribera izquierda del mismo río, mojón del cual parte otra línea recta imaginaria hasta el denominado mojón "Cabeza de Vaca", del cual se prosigue por la ribera izquierda del río Chiquillo hasta el mojón colocado en la margen derecha de éste, se une con una recta con el mojón colocado en el nacimiento del río Ipís, por el cual se continúa hasta el puente de la carretera sobre el mismo río. De ésta se sigue por la carretera de Carrillo hasta el puente del río Macho, del cual se desprende otra línea que va a morir en el mojón de piedra del alto de San Jerónimo, continuándose después por la margen derecha del río Pará hasta el Mojónn de Piedra del Cerro Zurquí. Artículos transitorios.

a) La Municipalidad que una vez promulgado este decreto ha de nombrarse para el nuevo cantón, durará en sus funciones hasta el 31 de diciembre del año en curso; b) Los habitantes de la zona comprendida entre el río Macho por el Norte, la línea paralela doscientos metros al norte de la calle de San Antonio por el Sur; por el Este, los límites establecidos en 1863 entre San Vicente y San Isidro; y por el Oeste la línea fijada por el decreto del 27 de setiembre de 1893, resolverán por un plebiscito, si desean seguir perteneciendo al nuevo cantón de San Isidro o anexarse al distrito de San Vicente. c) Los actuales pobladores del distrito de San Jerónimo decidirón en plebiscito, previamente a la instalación de las autoridades del nuevo cantón, si quieren pertenecer a éste o al cantón de San Domingo de Heredia, o si desean continuar formando parte del cantón central de San José, mientras se resuelven definitivamente los linderos de las provincias de San José, mientras se resuelven definitivamente los linderos de las provincias de San José y Heredia. Los linderos del distrito referido para el efectos del plebiscito, serán los siguientes:

Tomando como punto de partida la confluencia de los ríos Virilla y Macho en la carretera de Carrillo se sigue, aguas arriba, por el río Macho, hasta encontrar la confluencia con la quebrada de La Palma (lindero sur); de esta confluencia, línea recta hasta encontrar el punto más cercano de la carretera de Carrillo y siguiendo por esta carretera hasta donde ella atraviesa el río de La Hondura hasta su nacimiento en el Cerro Zurquí, (lindero norte); de este punto, una línea hasta encontrar dos quebradas que forman el primer brazo del río Pará; de esta confluencia, aguas debajo de ese primero brazo del río Pará hasta el Mojón de Piedras y de éste una línea recta hasta la confluencia de los ríos Virilla y Macho, punto de partida (límite Oeste).

El Poder Ejecutivo convocará y reglamentará los plebiscitos a que se refiere esta ley, y después de conocer su resultado, hará la correspondiente declaratoria sobre la jurisdicción a que deben pertenecer los barrios de Guayabal y San Jerónimo, de acuerdo con su voluntad, y hará la rectificación de los linderos del nuevo cantón, en cuanto fuere necesario, conforme el resultado de los plebiscitos. Dado en el Salón de Sesiones del Congreso. Palacio Nacional._ San José, a los catorce días del mes de noviembre de mil novecientos diez._ Ezequiel Gutiérrez, Diputado Presidente, Adán Acosta, Primer Secretario, Rafael Rodríguez, Segundo Secretario. San José, quince de noviembre de mil novecientos diez. EJECUTESE Ricardo Jiménez. El Secretario de Estado en el Despacho de Gobernación, Carlos M. Jiménez.

En la Gaceta del 19 de febrero de 1911, aparece la siguiente publicación: Nº 9 Ricardo Jiménez, Presidente de la República de Costa Rica.

CONSIDERANDO: Que de conformidad con la ley Nº17 del 15 de noviembre último, se consultá la opinión de los vecinos de Guayabal y San Jerónimo, jurisdicciones provisionales del cantón de Coronado, para que en votación plebiscitoria, reglamentada por el decreto ejecutivo Nº 32 del 19 del citado mes, manifestaran su voluntad de seguir perteneciendo al nuevo cantón o anexarse al distrito de San Vicente de San José, los primeros; de pertenecer al citado cantón de Coronado, al de Santo Domingo de Heredia, o de seguir dependiendo del central de San José, los segundos; que practicando el escrutinio de votos aparece que la mayoría de los moradores sufragantes de Guayabal se pronunciaron en el sentido de pertenecer al distrito de San Vicente del cantón de Guayabal se pronunciaron en el sentido de pertenecer al distrito de San Vicente del cantón central de esta provincia, y de los moradores sufragantes de San Jerónimo en el de seguir formando parte integrante del mismo cantón central de San José, según consta en la nota que bajo el número 484 del 29 de diciembre pasado dirigió a esta Secretaría el Gobernador de la Provincia, y que fue publicado en la Gaceta Nº 1 del 1º de enero próximo pasado;

Por tanto: Artículo 1. Los vecinos de Guayabal seguirán perteneciendo al distrito de San Vicente. Igualmente declárase el distrito de San Jerónimo parte del citado cantón central de San José.

Artículo 2. Resérvese para cuando están concluidos los estudio técnicos encomendados a la Dirección de Obras Públicas sobre límites del cantón de Coronado y de las poblaciones de Guayabal y San Jerónimo, la rectificación de linderos del cantón recientemente creado.

Dado en la ciudad de San José, a los diecisiete días del mes de febrero de mil novecientos once. Ricardo Jiménez. El Secretario de Estado en el Despacho de Gobernación, Carlos M. Jiménez.