Reseña Histórica

 
 
Indice del artículo
Reseña Histórica
Origen del Cantón
Fundación del Cantón
Creación y Procedencia
Todas las páginas

 

En la parte de la zona que hoy corresponde al cantón Vázquez de Coronado tuvieron asiento varias poblaciones indígenas, hecho que se comprueba por los numerosos entierros con piezas de cerámica y piedra, encontrados en varios lugares de este territorio. Los más valiosos hallazgos arqueológicos fueron hechos en el actual distrito San Rafael.

vistaEl grupo indígena que habitaba esta región perteneció al antiguo cacicazgo de Toyopán, (cuyo significado es lugar donde esta Dios) conquistada por don Juan Vázquez de Coronado, cuando el cacique Yorustí era el dueño de Toyopán. Sobre los habitantes del cantón decía Vázquez de Coronado, en su carta enviada al rey de España, don Felipe II que...(Los naturales son vivos de ingenio, belicosos, mayores de cuerpo que otros, bien hechos. Imitan en la sutileza de las contrataciones a los mexicanos; tienen la ropa de algodón por extremo buena, gran cantidad de oro de todos los quilates). Y más adelante, escribía sobre el sitio lo siguiente: Finalmente, vuestra majestad tiene aquí uno de los mejores rincones de su reino. Hacia 1800 se inició una incipiente penetración en la zona. Las primeras personas que se establecieron en el territorio de Los Anonos , hoy villa San Antonio, en 1834, fue el agricultor don Carlos Zúñiga y su familia, oriundo de Barbacoas de Puriscal, pero vecino del Paso de la Vaca del Departamento de San José. Otros agricultores también de San José llegaron al lugar, haciéndose propietarios de pequeñas parcelas.

En el registro de linderos de los barrios y cuarteles del citado departamento de 30 de noviembre, de 1841, lo que hoy constituye parte del cantón, conformaba el cuartel San Isidro del Barrio San Juan. La modesta población fue bautizada en 1864 con el nombre de San Isidro de Arenilla, se le dio esa denominación, porque el primer colonizador don Carlos Zúñiga llevó dentro de sus pertenencias una imagen de San Isidro Labrador; motivo por el cual sus pobladores, católicos y agricultores todos, eligieron como patrono a este Santo. El nombre de Arenilla se le asignó, debido a la condición de sus terrenos, que eran arenas, por motivo de la cercanía en que pasaban los ríos Virilla y Durazno; los cuales en varias ocasiones inundaban esos terrenos, dejando en ellos depositada su arena.

La primera ermita se estableció en 1864, la cual fue bendecida por el cura del distrito San Vicente hoy Moravia constituído en cantón. En el año de 1878 se erigió la Parroquia, con advocación a San Isidro Labrador. En 1886 se comenzó a construir una iglesia de ladrillo. El presbítero don Rubén Fernández Meléndez en 1928 inició la construcción de un nuevo templo de estilo gótico similar a una de las catedrales europeas, le correspondió al arquitecto y artista nacional don Teodórico Quirós, elaborar los planos de la nueva edificación. Esta majestuosa obra, cuya armadura de hierro fue importada de Alemania, fue concluida en 1944 en el arzobispado de Monseñor don Víctor Manuel Sanabria Martínez, segundo Arzobispo de Costa Rica.

En 1872, San Isidro de la Arenilla pasó a ser distrito del cantón San José. Durante la primera administración de don Ricardo Jiménez Oreamuno, el 15 de noviembre de 1910, en ley Nº 17, se le otorgó el título de Villa al barrio de San Isidro, cabecera del nuevo cantón que se creó en esa oportunidad. Posteriormente el 10 de enero de 1968, en el gobierno de don José Joaquín Trejos Fernández, se decretó la Ley Nº 4045, que le confirió a la villa, la categoría de Ciudad. La primera escuela se construyó en 1886, en la administración de don Bernardo Soto Alfaro, con el nombre de José Ana Marín, en 1961, se inauguró un nuevo edificio escolar para la citada escuela, en el gobierno de don Mario Echandi Jiménez, El Liceo de Coronado inició sus actividades docentes en marzo 1970, en el gobierno de don José Joaquín Trejos Fernández.

En 1911 se llevó a cabo la primera sesión del Concejo de Vázquez de Coronado, integrado por los regidores propietarios Ramón Arias, Presidente, Higinio Vargas, Vicepresidente, y Juan Mata Fiscal. El secretario Municipal fue don José Ballestero y el jefe Político Don Gil Vega. La cañería se inauguró el 14 de enero de 1912, en el primer gobierno de don Ricardo Jiménez Oreamuno. El nombre del Cantón es en homenaje al conquistador y gobernador Don Juan Vázquez de Coronado, nacido en Salamanca, España en 1524, y falleció en octubre de 1565, a consecuencia de un naufragio, cuando venía de regreso a nuestro territorio nacional. Al crearse el cantón en 1910 el representante ante el congreso constitucional el señor Briceño propuso que la nueva unidad administrativa se llamara De Coronado, apellido de un ilustre gobernador de la provincia de Costa Rica, mediante acuerdo del poder ejecutivo Nº 3 de 7 de enero, 1975, se denominó al cantón con los apellidos del ilustre conquistador; según dictamen favorable de la Comisión Costarricense de Nomenclatura de 9 de diciembre, 1974.

 


 

Origen del Cantón

image009En la zona que hoy denominamos Coronado tuvieron asiento varias poblaciones indíginas, hecho que se constata por las numerosas huacas encontradas en varias secciones de este territorio. Las más valiosas, han sido localizadas e Monserrat, finca que pertenece al Prof. Jorge Lines, quien posee una interesante colección de objetos arqueológicos de barro y de piedra, extraídos de esas huacas. Según palabras de don Fidel Tristán, la tribu indígena que habitaba esta región pertenecía a la raza Huetar de occidente y formaba la comarca que se llamó Toyopán. Esta fue explorada y conquistada por Juan Vázquez de Coronado, quien internándose en el territorio de nuestro país, hasta la Meseta central, dio oportunamente con ella. El mismo explorador, Vázquez de Coronado en carta dirigida al Rey don Felipe, describe a Toyopán como uno de los mejores territorios de su reino, y de los nativos dice: "son vivos de ingenio, belicosos, mayores de cuerpo que otros, bien hechos".

 

El Cacique de esta comarca Yorustí, hizo muy pronto amistad con el gran conquistador. Por su etimología la palabra Toyopán significa: Lugar de Dios, Lugar Sagrado, Templo de Dios. (Del nahualt: teo-ti-Dios y pan-Lugar). Pasados los tiempos de Vázquez de Coronado y del Cacique Yorustí, Toyopán tembló ante el empeño de los catequizadores que cumpliendo órdenes de la Inquisición, destruían los altares en que nuestros antepasados oficiaron sus ritos tradicionales. Los altares de Toyopán, fueron sepultados para escaparlos de la profanación y fuese ésta su última gran ceremonia religiosa, convocada para informar tristemente de la irremediable usurpación de sus derechos ya perdidos.

 

El descubrimiento de esos altares nos ha revelado en los últimos tiempos con exactitud, la localidad del antiguo Toyopán, que es actualmente San Rafael de Coronado, teniendo como centro de la comarca la ya citada finca Monserrat. Este altar de Toyopán fue descubierto en 1899 por don Juan Corrales y obsequiado al Museo Nacional en 1900 por don Juan Fernández Ferráz, quien le dio el nombre de Ompa-Ontlaneci-Tetl o Piedra Transparente; en la que figura como motivo central Tlaloc el dios de la lluvia y de las tormentas, dios de la cabeza grande y cuerpo pequeño, unido por jaguares a la mesa del altar, con los brazos en alto y dejando escapar de las fauces de lagarto una serpiente con cabeza humana, que no llega hasta los pies. Bajo éstos hay un lagarto de dos cabezas. En cada una de las columnas de ese metate sagrado hay un conjunto de maravilla: un jaguar eleva sus garras sobre una cabeza humana y sobre las ancas del jaguar se levanta un mono.




Fundación del Cantón

Hacia el año 1800 partiendo del río Torres hacia el Este, por un camino perfectamente marcado se llegaba hasta la cuesta del Marcelo. En todo este trayecto conocido no vivían más que seis familias, en chozas sumamente rústicas. De aquí en adelante, con rumbo siempre al Este, existía una picada que atravesaba el río Ipís, se internaba en las montadas, donde actualmente está el centro del cantón de Coronado.

Más allí de estas montañas el paso era muy difícil, ya que el caudaloso río Virilla, que aún en verano desbordaba su cauce, servía de obstáculo a los que intentaban continuar la ascensión. La carretera de hoy conduce de San José a Coronado, sigue en gran parte y con muy pocas variaciones el camino descrito anteriormente.

san-isidro

SAN ISIDRO LABRADOR, PATRONO DE CORONADO

A pocos kilómetros del Torres este camino tenía una desviación; era ésta la callejuela que pasando por San Vicente llegaba hasta un lugar completamente cubierto de anonos, razón por la cual se le dio el nombre de Calle de los Anonos; que es donde actualmente se asienta el caserío de San Antonio. Fue un vecino de San José, del Paso de La Vaca, la primera persona que se estableció en el territorio de Los Anonos. El agricultor Carlos Zúñiga que con su señora e hijos se sitío en un paraje, distante dos kilómetros al Oeste del perámetro señalado hoy para la Villa de San Isidro. Esto ocurrió allí por el año 1834. Otros agricultores, vecinos también de San José, siguieron los pasos del Sr. Zúñiga, haciéndose propietarios en esta forma, de pequeñas fincas.

Cada vez las familias se internaban más en la montaña. Pronto estuvo constituida una pequeña población que fue bautizada en 1864 con el nombre de San Isidro de la Arenilla. Este primer nombre se dio a la localidad debido a la configuración de sus tierras, que eran arenosas; tal particularidad se explica porque cerca pasan los ríos Durazno y Virilla, que en algunas o varias ocasiones inundaban esos territorios, dejando en ellos depositada su arena. Además sus pobladores, católicos y agricultores todos, eligieron como patrón a San Isidro Labrador. Los habitantes de San Isidro de la Arenilla en ese año fueron: Manuel Alvarado, Pola Araya, Andrés Araya, Santos Araya, Narcizo Araya, Estefana Avendaño, Anastasia Avendaño, Mauricio Alvarado, Antonia Alvarado, José María Alvarado, José María Araya, José Arce, Manuel Arce, Jesús Blanco, Blás Barquero, Antonio Carmona, Trinidad Cordero, Mariano Cascante, José María Cascante, Matías Cascante José María Castillo, rosario Chavarría, Justo Cháves, Ramón Chacón, Nora Alvarado, Cruz Chacón, Jesús Méndez, Manuel Chacón, José Chacón, Reinaldo Guzmán, Matero Jiménez, Dolores Jiménez, Vicente Méndez, Pedro Marín, Francisco Mora, Gregorio Méndez, Trinidad Mora, Juan Mora, Blas Mora, José Mora, José Ana Marín, Rosa Marín, Carmen Marín, José María Sánchez, Raymundo Soto, Serafín Serrano, José Soto, Eugenio Solís, José Porras, Esmeregildo Artavia, Trinidad Rojas, Pedro Rojas, Agapito Marín, Clemente Vega, Saturnino Vega, Carlos Zúniga, Manuel Zúniga, Samuel Zúniga, Simón Zúniga, Mateo Zúniga, Mateo Zúniga, Pío Zúniga, Martín Zúniga, José María Zúniga, Concepción Zúniga, Inés Jiménez, Jesús Quirós, Ruperto Marín, Cayetano Marín, Santiago Alvarado, Jesús Fernández, José María Quirós, Jerónimo Chacón, Carmen Zúniga, Carlos Marín, Mariano Méndez, José Alvarado, Domingo Méndez. La pequeña aldea de San Isidro de la Arenilla dependia de San Vicente de Moravia en lo civil y en lo político. La población continúo extendiéndose hacia el Este en busca de más tierras agrícolas. Uno de los primeros colonos, el agricultor José Ana Marín, había extendido sus propiedades hasta lo que hoy ocupa el centro de la población de San Isidro. Este señor tuvo una importancia decisiva en al avance cultural de la población. Decidió regalar parte de sus fincas en el sitio que le pareció mejor dispuesto para que se hiciera una plaza pública, se construyera una ermita y una escuela. Pronto se iniciaron los primeros trabajos para que estos lotes donados por el Sr. Marín llenaran sus propósito.

El padre Mayorga construyó la primera Iglesita; la plaza fue el centro de las reuniones cuando los vecinos esperaban la hora de los oficios religiosos y la escuela abrió sus puertas al servicio de la población en el año 1886. Las familias comenzaron a construir sus casas en las cercanías de la Iglesia y de la Escuela, dando origen al caserío central de lo que hoy es el distrito primero del Cantón. En 1872 fue creado el distrito de San Isidro, del cantón Central de la Provincia de San José, ocupando el puesto de Agente de Policía don Enrique Vargas. En el año1910, en la Gaceta Oficial del 17 de noviembre, se publicó el decreto del Congreso Constitucional de la República de Costa Rica, erigiendo Cantón al distrito de San Isidro, y dice así:


Artículo 1. Erógese en cantón el distrito de San Isidro del cantón central de la Provincia de San José, comprendiéndose dentro de su territorio, el barrio de San Jerónimo del mismo cantón central, con las reservas que en los artículos transitorios se hacen. El nuevo cantón se llamará de Coronado, le corresponde el Nº 11 de la provincia de San José y será su cabecera el barrio de San Isidro con denominación de Villa de Coronado. Artículo 2 Forman el nuevo cantón creado los distritos siguientes: 1. Centro, San Antonio y Guayabal. 2. San Rafael y San Pedro. 3. San Jerónimo y Jesús. Artículo 3. El territorio del cantón queda dentro de la línea del Mojón de Piedra del Cerro Zurquí, una línea recta imaginaria que va hasta la margen derecha del río La Patria, en donde se encuentra un mojón; desde éste, otra línea va a rematar a la carretera de Carrillo en donde se encuentra otro mojón; se continúa luego por el río Sucio, aguas arriba, hasta el mojón colocado en la ribera izquierda del mismo río, mojón del cual parte otra línea recta imaginaria hasta el denominado mojón "Cabeza de Vaca", del cual se prosigue por la ribera izquierda del río Chiquillo hasta el mojón colocado en la margen derecha de éste, se une con una recta con el mojón colocado en el nacimiento del río Ipís, por el cual se continúa hasta el puente de la carretera sobre el mismo río. De ésta se sigue por la carretera de Carrillo hasta el puente del río Macho, del cual se desprende otra línea que va a morir en el mojón de piedra del alto de San Jerónimo, continuándose después por la margen derecha del río Pará hasta el Mojónn de Piedra del Cerro Zurquí. Artículos transitorios.

a) La Municipalidad que una vez promulgado este decreto ha de nombrarse para el nuevo cantón, durará en sus funciones hasta el 31 de diciembre del año en curso; b) Los habitantes de la zona comprendida entre el río Macho por el Norte, la línea paralela doscientos metros al norte de la calle de San Antonio por el Sur; por el Este, los límites establecidos en 1863 entre San Vicente y San Isidro; y por el Oeste la línea fijada por el decreto del 27 de setiembre de 1893, resolverán por un plebiscito, si desean seguir perteneciendo al nuevo cantón de San Isidro o anexarse al distrito de San Vicente. c) Los actuales pobladores del distrito de San Jerónimo decidirón en plebiscito, previamente a la instalación de las autoridades del nuevo cantón, si quieren pertenecer a éste o al cantón de San Domingo de Heredia, o si desean continuar formando parte del cantón central de San José, mientras se resuelven definitivamente los linderos de las provincias de San José, mientras se resuelven definitivamente los linderos de las provincias de San José y Heredia. Los linderos del distrito referido para el efectos del plebiscito, serán los siguientes:

Tomando como punto de partida la confluencia de los ríos Virilla y Macho en la carretera de Carrillo se sigue, aguas arriba, por el río Macho, hasta encontrar la confluencia con la quebrada de La Palma (lindero sur); de esta confluencia, línea recta hasta encontrar el punto más cercano de la carretera de Carrillo y siguiendo por esta carretera hasta donde ella atraviesa el río de La Hondura hasta su nacimiento en el Cerro Zurquí, (lindero norte); de este punto, una línea hasta encontrar dos quebradas que forman el primer brazo del río Pará; de esta confluencia, aguas debajo de ese primero brazo del río Pará hasta el Mojón de Piedras y de éste una línea recta hasta la confluencia de los ríos Virilla y Macho, punto de partida (límite Oeste).

El Poder Ejecutivo convocará y reglamentará los plebiscitos a que se refiere esta ley, y después de conocer su resultado, hará la correspondiente declaratoria sobre la jurisdicción a que deben pertenecer los barrios de Guayabal y San Jerónimo, de acuerdo con su voluntad, y hará la rectificación de los linderos del nuevo cantón, en cuanto fuere necesario, conforme el resultado de los plebiscitos. Dado en el Salón de Sesiones del Congreso. Palacio Nacional._ San José, a los catorce días del mes de noviembre de mil novecientos diez._ Ezequiel Gutiérrez, Diputado Presidente, Adán Acosta, Primer Secretario, Rafael Rodríguez, Segundo Secretario. San José, quince de noviembre de mil novecientos diez. EJECUTESE Ricardo Jiménez. El Secretario de Estado en el Despacho de Gobernación, Carlos M. Jiménez.

En la Gaceta del 19 de febrero de 1911, aparece la siguiente publicación: Nº 9 Ricardo Jiménez, Presidente de la República de Costa Rica.

CONSIDERANDO: Que de conformidad con la ley Nº17 del 15 de noviembre último, se consultá la opinión de los vecinos de Guayabal y San Jerónimo, jurisdicciones provisionales del cantón de Coronado, para que en votación plebiscitoria, reglamentada por el decreto ejecutivo Nº 32 del 19 del citado mes, manifestaran su voluntad de seguir perteneciendo al nuevo cantón o anexarse al distrito de San Vicente de San José, los primeros; de pertenecer al citado cantón de Coronado, al de Santo Domingo de Heredia, o de seguir dependiendo del central de San José, los segundos; que practicando el escrutinio de votos aparece que la mayoría de los moradores sufragantes de Guayabal se pronunciaron en el sentido de pertenecer al distrito de San Vicente del cantón de Guayabal se pronunciaron en el sentido de pertenecer al distrito de San Vicente del cantón central de esta provincia, y de los moradores sufragantes de San Jerónimo en el de seguir formando parte integrante del mismo cantón central de San José, según consta en la nota que bajo el número 484 del 29 de diciembre pasado dirigió a esta Secretaría el Gobernador de la Provincia, y que fue publicado en la Gaceta Nº 1 del 1º de enero próximo pasado;

Por tanto: Artículo 1. Los vecinos de Guayabal seguirán perteneciendo al distrito de San Vicente. Igualmente declárase el distrito de San Jerónimo parte del citado cantón central de San José.

Artículo 2. Resérvese para cuando están concluidos los estudio técnicos encomendados a la Dirección de Obras Públicas sobre límites del cantón de Coronado y de las poblaciones de Guayabal y San Jerónimo, la rectificación de linderos del cantón recientemente creado.

Dado en la ciudad de San José, a los diecisiete días del mes de febrero de mil novecientos once. Ricardo Jiménez. El Secretario de Estado en el Despacho de Gobernación, Carlos M. Jiménez.
 

 


 

Creación y Procedencia

CPEn ley Nº 17 de 15 de noviembre de 1910, Vázquez de Coronado, se erigió como el Cantón número once de la provincia San José, con tres distritos, posteriormente se crearon dos más. Se designó como cabecera el barrio San Isidro. Vázquez de Coronado procede del cantón San José, establecido este último en ley Nº 36 del 07 de diciembre, 1948.